¿Qué es la venta al por mayor?

El mayorista o el distribuidor mayorista (venta por mayor) es un componente de la cadena de distribución, que consiste en el hecho de que la empresa no entra en contacto directo con los consumidores o usuarios finales de sus productos, esta tarea es realizada por un especialista. El mayorista es un intermediario entre el fabricante (o productor) y el usuario final que:

1.- Compra de stock a un productor (independiente o asociado en cooperativa), a un fabricante, a un mayorista o a un proveedor.

2.- Vende stocks al por mayor a un fabricante, a otro mayorista, a un minorista, pero nunca al consumidor o usuario final.

En el caso de los productos agrícolas, compra a pequeños agricultores, y reúnen la producción, la clasifican, embalan, etiquetan, etc..

Los comerciantes están perdiendo importancia a favor de grandes empresas de distribución y asociaciones de minoristas, que están asumiendo funciones de mayoristas.

Clasificación de mayoristas

Los Mayoristas pueden clasificarse según varios criterios.

Según su localización son mayoristas de origen, España, Francia etc

Según los vinculaciones con otros mayoristas pueden ser independientes y centros de compra.

¿Por qué se crean los mayoristas?

Cuando la cantidad de minoristas o clientes de una empresa es muy grande, o están geográficamente muy dispersos, la venta directa se transforma en un complejo manejo y alto costo.

Las razones principales son: la complejidad administrativa involucrada en la gestión de un gran número de clientes, la gran fuerza de venta necesaria para atender a la clientela, las numerosas órdenes y seguimientos de bajo tamaño, oficinas de ventas u oficinas dispersas, la gestión de existencias global y, por último, la financiación del canal (gestión de créditos y cobros).

En estos casos es generalmente más eficiente utilizar mayoristas o distribuidores, que a su vez abastecen a los minoristas o detallistas. Distribuidores por mayor son especialistas en el manejo de grandes volúmenes de ventas. Con la infraestructura adecuada en términos de fuerza de ventas, sistemas de distribución física de mercancías y control de crédito a su cartera de clientes.