El pimentón ahumado, sabor a tus platos sin grasa

El pimentón ahumado es una excelente idea para todos aquellos que le quieren dar sabor a las platos sin añadirles grasas. Puedes hacer un potaje, unos callos vegetales etc. con un sabor ahumado parecido al de la carne o al del chorizo que engaña a los paladares más exquisitos.

Este tipo de pimentón se está imponiendo muchísimo en la cocina actualmente, porque como todos sabemos ya ninguno queremos ni tener kilos de más ni el temido colesterol que tantas posibles consecuencias malas para la salud nos pueden traer.

¿Qué recetas podemos hacer con pimentón ahumado ?

*Riquísimas lentejas con verduras, laurel, 1 cabeza de ajo asado y una pastilla de caldo de verduras.

*Estofado de carne de ternera libre de grasas con pimentón ahumado.

*Potaje de acelgas con garbanzos y una mezcla de pimentón ahumado con ajos machacados.

*Bacalao marinado en aceite de oliva y pimentón ahumado.

*Salsa picante con pimentón ahumado. A base de ajos, mitad de pimentón dulce, mitad  de pimentón ahumado, ajos machacados y aceite de oliva virgen extra. Genial para las alitas de pollo al horno por ejemplo o para las patatas cocidas.

*Para las verduras o las pechugas de pollo a la plancha.

*Sobre los huevos fritos con patatas, si no quieres incluir el delicioso chorizo… ¡con sus grasas!. También queda muy bien en los huevos escalfados o en los huevos cocidos. En los huevos cocidos con un chorrito de aceite de oliva mezclado con un poquito de pimentón ahumado, tienes una cena super saludable y super rica.

Como ves las posibilidades son infinitas, por eso te aconsejamos que siempre tengas en casa pimentón ahumado y que si te resulta un poquito fuerte lo mezcles para tus comidas con el pimentón dulce. Te aseguramos que todas las personas que han conocido este tipo de pimentón ya no lo dejan de utilizar nunca más.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion