Cómo ayudar a las personas con ansiedad

24102011_103234

Si tu hijo o algún otro familiar o persona cercana a ti padece ansiedad y en más de una ocasión no has sabido cómo ayudarle o todo lo que hacías por lograr aliviarle no servía de nada, presta mucha atención a estos consejos que quizá hagan un mayor efecto.

En primer lugar jamás debes recriminar a una persona que padece ansiedad su estado. Resulta algo obvio pero que a veces si se pierden los nervios puede pasar y esto no debéis dejar que ocurra bajo ningún concepto. Es muy posible que ante un ataque de ansiedad el enfermo asegure que quiere dejarlo todo, tú como espectador es probable que alguna vez llegues a contestar mal pero has de saber que no es el camino. Siempre tendrás que contestar de manera comprensiva, usando un lenguaje no violento y argumentando con mucha calma que ese no es el camino a seguir.

24102011_103234

Debes ser consciente que la ansiedad es un problema nervioso más que en algunos casos si es que absolutamente sobrellevable pero que en otros supondrá un auténtico problema. Por este motivo, has de tener muy en cuenta que si es necesario habrá que recurrir a manos de un especialista para que la persona sea tratada y pueda ir llevando estos problemas y tener una vida absolutamente normal.

En definitiva, si un día descubres que tienes un familiar en casa con esta dolencia y te dices a ti misma; “mi hijo sufre ansiedad” no te alarmes pero tampoco te quedes de brazos cruzados. Has de tener en cuenta que la solución pasará porque se ponga en manos de un especialista que sí pueda ayudarlo. Mientras tú, como te decimos, deberás tratarlo con cariño y no enfadarte por las posibles salidas de tono que pueda tener fruto de su ansiedad que le provocará negatividad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion